sábado, 19 de enero de 2013

MI OPINIÓN SOBRE LA INMIGRACIÓN.



Mi postura ante la inmigración en España.

   Muchas veces me preguntan cual es mi postura al respecto y muchas mas me achacan posiciones salidas del prejuicio personal de la gente cuando conocen mi pertenencia al partido político DEMOCRACIA NACIONAL. Es mí partido uno de los pocos que considera esto más un problema que una ventaja y es por ello por lo que quiero entrar a definir cual es mi postura al respecto.

   Quiero enfocar esta entrada en mi blog tratando principalmente la inmigración y sus consecuencias desde el punto de vista económico, pero no sin antes dar un pequeño apunte sobre mi orientación ideológica al respecto. Si estuviésemos en otra situación, es decir sin los casi 6 millones de parados actuales, y esa situación fuese la de necesitar trabajadores foráneos resulta evidente que un país como España debería seleccionar a las personas mas afines a la cultura general del país de forma de forma que un polaco seria mas fácil de integrar por ser de cultura católica y europeo que un rumano, un rumano mas fácil por ser europeo y cristiano  que un sudamericano, un sudamericano mas fácil que un asiático y un asiático mas fácil que un africano y entre todas las personas del mundo, sea cual sea su país de origen un musulmán es el único que nunca se puede integrar en ninguna cultura que no sea musulmana. Por lo tanto en caso de necesidad seria este el único grupo cultural que bajo ningún concepto debería estar en España.
   Pero después de esta introducción entro de lleno en el tema que me he propuesto tratar al hacer esta entrada y este no es otro que el tratamiento que a mi juicio debe tener la inmigración en España teniendo en cuenta la situación actual de crisis económica y los casi seis millones de parados. Partiendo de este principio hay que considerar que no puede entrar ningún extranjero más en España, de ningún país del mundo. Esto implica tomar medidas como:
1º Protección de frontera real ( salida del espacio Schengen ).
2º No empadronar inmigrantes en ningún municipio de España.
3º No al reagrupamiento familiar y a cualquier otra medida que suponga la entrada de un solo nuevo inmigrante.
4º Como norma general un extranjero que viva en España debe de valerse por sus propios medios, por lo tanto no debe tener derecho a recibir ningún tipo de ayuda social ni subsidio de desempleo ( viviendas protegidas, ayudas a la integración, becas, subsidio de desempleo, ayudas a la integración de presos, abogados en caso de necesitarlos, etc…). Estas ayudas deben ser destinadas única y exclusivamente a los españoles que las necesiten. Además deberá pagar íntegramente sus gastos sanitarios antes de ser atendido.  Además de educación y cualquier otra.
5º Todo extranjero que viva en España debe tener un medio de vida legal, este puede ser trabajo, pensión o rentas. Si su medio de vida es una pensión o rentas de capital hay que tener en cuenta que  debe contar con un permiso de residencia renovable que será automáticamente cancelado si delinque y que debe costearse todos los costes de su estancia en España entre ellos la asistencia médica integra, incluyendo la asistencia de urgencias. La sanidad debe ser gratuita SOLO para los españoles.
Si su medio de vida es el trabajo debe saber que una vez perdido este solo debería tener derecho a permanecer en España el tiempo que dure la prestación contributiva de desempleo, tiempo que debería emplear en buscar un nuevo trabajo. Si pasado este tiempo no lo encontrase perdería toda oportunidad de regularizar su situación y pasaría a espera de ser deportado aplicándosele las normas del punto  4º.

2 comentarios:

Juan Antonio Cobo Fornieles dijo...

Me parece bien, en Andalucía es dramático lo que esta pasando, ayudan antes a un inmigrante que a un andaluz, y luego estan los políticos de la junta hablando siempre de la memoria histórica.

un saludo y entre todos podemos.

Pablo Manuel Alcaide Quintana dijo...

Un saludo don Juan Antonio, esto lamentablemente no es un caso que solo afecte a Andalucia, afecta a toda España y casi a toda Europa.
Y en efecto entre todos podemos.